Un poco de encanto rústico puede darle a tu hogar, calidez, comodidad y una estética sin esfuerzo que un hogar de estilo completamente moderno encuentra difícil de replicar.

Si tu hogar se siente un poco estéril en donde los muebles de sala se observan antiguos, entonces los puedes lijar y volver a pintar si no te gusta la mancha o el color.

Esta es una manera fácil de agregar carácter. O bien, puedes darle un giro a un mueble moderno.

Básicamente, esto significa pelar, lijar y replicar un aspecto vintage, envejecido y crudo.

Todos tenemos esa cómoda de mesa de café básica que podría funcionar con un poco de amor y todo lo que se necesitas son algunas técnicas de pintura simples para que se vea exquisitamente antiguo.

Veamos entonces algunos consejos y errores para evitar cuando estás buscando darle un giro a tus muebles de sala.

Qué necesitas:

  • Pintura: en uno o más colores.
  • Cera de acabado transparente
  • Pincel
  • Cepillo de cera
  • Almohadilla de lijado: mediana y fina
  • Paños sin pelusa
Muebles de salón: La mejor tela para tapizar el sofá

PASO 1

Si estás buscando cambiar los muebles con un acabado recién pintado, pero deseas que la pieza tenga un poco de pátina e historia, entonces un acabado desgastado será perfecto para ti.

Un acabado desgastado se realiza más fácilmente poco después de pintar, antes de que la pintura tenga tiempo de curarse y endurecerse por completo en la superficie.

Aplique una capa de pintura usando un pincel. Deje secar la pintura completamente. El tiempo de secado generalmente toma alrededor de 20 minutos, pero varía según el clima y el espesor de la aplicación de pintura.

CONSEJOS:

  • Una sola capa te permitirá ver más de la superficie subyacente.
  • Una segunda mano de pintura del mismo color proporcionará más cobertura y te permitirá ver menos de la superficie subyacente. Esta capa debe ser más delgada y se puede diluir con una pequeña cantidad de agua (5-10%) para facilitar el acabado. Deja secar la pintura completamente.
  • Para ver dos colores en tu acabado final, aplica la primera capa de una forma más texturizada. Aplica una segunda capa con un color diferente. Este segundo color será el más destacado en tu pieza final y el primer color se asomará después del acabado. Deja secar la pintura completamente.

PASO 2

Use tu pincel para aplicar una pequeña cantidad de cera. Trabajando en secciones manejables a la vez, usa un movimiento de barrido suave para aplicar la cera de acabado transparente en la pintura.

Trabaja en todas las direcciones con tus pinceladas. Verás que el color de la pintura se vuelve un poco más oscuro después de aplicar la cera.

Cualquier exceso de cera se debe limpiar con un paño sin pelusa y aplicar presión media.

PASO 3

Para revelar algo de la superficie subyacente, lija suavemente los bordes y los detalles elevados con papel de lija de grano fino a medio. Mi favorito es el grano 220 o la almohadilla de lijado. Limpia el polvo con un paño húmedo y sin pelusa.

Repite el paso dos, especialmente en las áreas lijadas.

Decídete a usar la brocha! | Bricolaje

Errores a evitar:

Siempre es mejor un mejor acabado desgastado en áreas que naturalmente se usarían con el tiempo en tus muebles.

Los bordes, la parte inferior de las piernas y las áreas elevadas son los mejores. Deseas evitar lijar en el medio de una superficie plana.

También debes evitar usar papel de lija demasiado grueso, ya que rayará la superficie y parecerá un desastre.